#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


¿Cómo protejo a mi empresa de un ciberataque?


Adrián Fernández / Madrid

El uso de Internet aumenta cada día más. En tan sólo 20 años desde que comenzó este siglo, su uso se ha incrementado progresivamente hasta alcanzar los más de 4 millones y medio de internautas en todo el mundo. Ahora todo parece estar conectado a Internet y los hackers lo saben. Por eso, los ciberataques también están mas presentes que nunca pudiendo arruinar todo el esfuerzo de muchas pymes. Y es que las pequeñas empresas, por desgracia, se han convertido en uno de los principales objetivos de los delincuentes virtuales tal y cómo refleja el estudio ‘La ciberseguridad en España. Una perspectiva desde las Pymes, sociedad civid y administración pública’ .

Este informe también indica que el coste que provoca de media un ciberataque en una pyme es de hasta 35.000 euros. Su consecuencia mas directa es que 6 de cada 10 pymes cierran después de sufrir este ataque. El documento tambien apunta que “otro aspecto que se ve muy afectado por este tipo de incidentes es la reputación de la empresa y la confianza que trasmite a sus clientes, ya que al ser víctima de un ciberataque proyecta una imagen de vulnerabilidad y baja solvencia tecnológica”.

21_S50_ES_SMA_DST_TOFU_Q2_1_500x100

Por esta razón, cada día es más importante que las pymes se blinden en materia de ciberseguridad y protejan su negocio. ¿Cómo? La respuesta está en las siguientes lineas.

Los ataques cibernéticos más comunes:

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) ha publicado los fraudes en linea más comunes que sufren las empresas. Estos son algunos de ellos:

  • Email spoofing: Ataque que consiste en suplantar la identidad de una empresa a través de un correo que tiene un remitente falso. De esta manera se puede robar la información privada de la empresa y sus datos bancarios.
  • Suplantación de proveedores: En este caso, el ciberdelicuente intenta suplantar la identidad de un proveedor y le pide que cambie el numero de cuenta.
  • E-skimming: Técnica que consiste en que el delincuente virtual roba la información bancaria y personal de los usuarios de tiendas online. Para ello se introducen en la red de la empresa e instalan un software malicioso.
  • Hotlinking: Los ciberdelincuentes usan las imágenes de la marca para suplantar el producto y aprovecharse de su reputación.

La COVID-19 provoca más ciberataques 

Los ciberataques han crecido con la pandemia. El año pasado, por ejemplo, las autoridades avisaron de que los hospitales españoles habían sufrido un ataque ramsomware que pretendía infectar el sistema informático de estos centros perdiendo la información privada y sensible que manejan.

Por otro lado, el teletrabajo también ha supuesto una gran oprtunidad que los delincuentes virtuales han sabido aprovechar. Y es que las empresas, al mandar a sus empleados a trabajar desde casa con sus dispositivos, ampliaron su brecha de seguridad y dejaron al descubierto muchos fallos de seguridad. Esto ha multiplicado los ataques lanzados por los ciberdelincuentes para robar los datos de los trabajadores y de las empresas.

banner2_newsletter

Consejos para evitar ciberataques

Existen muchos consejos que pueden prevenir los ataques y proteger a tu empresa. Algunos de ellos son:

  1. Utiliza y mantén actualizadas las contraseñas: Es importante que todos los dispositivos que uses en tu empresa, como pueden ser ordenadores, móviles o tablets, tengan una clave de bloqueo. Intenta que esas claves sean difíciles de adivinar y que contengan mayusculas, minúsculas y números. Además es conveniente no usar las mismas contraseñas para todos los dispositivos e ir renovándolas con frecuencia.
  2. Realiza copias de seguridad: Para prevenir y evitar perder todos los datos sí sufres un ciberataque es importante hacer copias de seguridad. A día de hoy existen múltiples formas de realizar copias de seguridad, por ejemplo a través de la nube o de en un centro de datos. Escoge la que se adapte mejor a tus necesidades.
  3. Forma a los empleados: En muchas ocasiones son los propios trabajadores de las empresas los que, por desconocimiento, ofrecen información confidencial sin saberlo. Por esta razón es importante concienciar y enseñar a los empleados cómo protegerse en Internet si se sufre un hackeo.
  4. Ten un buen sistema de seguridad: Es imprescindible que los aparatos electrónicos de la empresa tengan instalado un antivirus que proteja de futuras amenazas. En el mercado existen muchos programas antivirus desde el más básico al más completo. Al igual que con las copias de seguridad, es cuestión de escoger el que mejor se adapte al negocio.
  5. Desconfía de los correos sospechosos: Si, por ejemplo, al abrir tu bandeja de email tienes un correo electrónico de dudosa procedencia o con un asunto extraño, elimínalo lo antes posible. Evitarás caer en la trampa de los hackers.
  6. Acude a las autoridades en casa de hackeo o extorsión: Si tu dispositivo ha sido hacheado jamás ofrezcas datos personales a terceros. En este caso lo mejor que puedes hacer es acudir a fuentes de información fiables como son:
    1. Instituto Nacional de Ciberseguridad
    2. Agencia Española de Protección de Datos
    3. Policia Nacional
    4. Grupo de delitos telemáticos de la Guardia Civil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.