#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


¿Tiene tu empresa un plan de igualdad? Si no es así, te enfrentas a multas de hasta 225.000 €


Adrián Fernández / Madrid 

La igualdad entre hombres y mujeres es una obligación moral y legal para las empresas. El 7 de marzo expiró la moratoria que otorgó el Gobierno para que las empresas de entre 50 y 100 trabajadores pusiesen en marcha sus planes de igualdad laboral y salarial. Esta medida se anunció en 2019 tal y como recoge el BOE y las empresas han tenido más de dos años para implementarla. 

Sin embargo, de las algo más de 30.000 empresas que deben contar con ese plan de igualdad, solo 4.700 ya lo pusieron en marcha según datos del Ministerio de Trabajo. En este sentido, estas cifras no son del todo exactas ya que muchas empresas o no inscriben los planes o lo están tramitando. 

Multas de hasta 225.000 euros 

Lo que está claro es que, en el caso de no poner en marcha este plan de igualdad, la Inspección de Trabajo puede imponer sanciones que van desde los 70 euros para las infracciones más leves hasta los 225.000 euros para las más graves. Además de las autoridades laborales, también podrán denunciar una situación de desigualdad los trabajadores o los sindicatos de la empresa. 

Estas sanciones económicas van más allá de lo puramente económico. Pueden suponer que las empresas afectadas no puedan acceder a distintas ayudas, como los Fondos Next Generation UE, e incluso, pueden perder el derecho a bonificaciones por programas de empleo. 

¿Qué debe incluir el Plan de igualad?

Las empresas deberán contar con un registro retributivo que contenga “los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de la plantilla desagregados por sexo”, tal y como contempla el Real Decreto 902/2020 del 13 de octubre. Este registro tendrá que tener también, desglosado por sexo, las medias aritmética y las medianas de lo realmente percibido por las personas de la empresa en cada categoría profesional, puesto laboral o sistema de clasificación que se aplique.

Por otro lado, las empresas de más de 50 trabajadores tendrán que elaborar una auditoría que recoja un diagnostico de la situación actual de la empresa y un plan de acciones que, en el caso de que las hubiese, permita corregir las diferencias.

La auditoría retributiva deberá contener una evaluación exhaustiva de los puestos de trabajo e incluirá una puntuación de cada puesto en función a su nivel de responsabilidad, actividades que desarrolla o formación requerida.

Después de elaborar esta evaluación de la situación actual de la empresa, deberá realizar un plan de Igualdad que permita corregir las desigualdades retributivas

Este plan tendrá que tener, entre otros, las acciones que se llevarán a cabo, un cronograma de las personas responsables de su implantación y un sistema de seguimiento de las mejoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.