#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


5 aspectos a tener en cuenta para mejorar la productividad de tu empresa


pexels-burst-374016

Adrián Fernández / Madrid

La productividad no se puede entender como ‘a cuantas más horas pase en mi negocio, más productivo soy’. Este concepto va más allá y engloba muchos otros aspectos de la empresa como tiempo, recursos disponibles o equipo humano. Y es que la productividad trata de medir los procesos internos de la organización para conseguir maximizar las tareas y ser más rentables. Por eso es importante revisar y controlar este aspecto para conseguir una buena gestión del tiempo y de los recursos de la empresa.

Pero, ¿cómo puedo una empresa ser productiva?, ¿cómo podemos mejorar su productividad?, ¿qué aspectos tengo que tener en cuenta para conseguir procesos más eficientes y rentables? Respondemos a estas y más cuestiones en las siguientes lineas.

Lo primero de todo, analiza la situación

Para conseguir ser productivos, el primer paso es analizar la situación de la empresa. Identificar qué procesos, herramientas y formas de trabajar existen permitirán poder organizarse en un futuro.

PROMO-Mantenimiento-Informaatico

Posteriormente, habrá que planificar la estrategia que se va a poner en marcha y que encaje mejor con la forma de trabajar de la empresa. En este sentido, es importante ir cumpliendo objetivos poco a poco y evaluar todas las medidas puestas en marcha.

5 consejos para mejorar la productividad:

Hay ciertos puntos que dejamos a un lado y que son un escollo para ser productivos. Por ejemplo, muchas veces queremos abarcar muchas tareas. Sin embargo, lo mejor es centrarse en una labor especifica y enfocarse sólo en ella.

También, en muchas ocasiones, cuando una persona dirige una empresa, se le presentan una lista de un sin fin de quehaceres en el día a día. Lo mejor en estos casos es separar lo urgente de lo importante y priorizar aquello que debe resolverse lo antes posible. Asimismo, fijar fechas límites puede elevar el nivel de efectividad para trabajar mejor.

En las tareas urgentes hay que ponerse con lo que más cuesta en primer lugar, ya que supone un desgaste de energía considerable. Así, después, podrás dedicar tu tiempo y energía restante a lo más liviano.

banner-a-pasos-horizontal

Por último, y no menos importante, descansar es básico para elevar la productividad. Los descansos cortos permiten despejar la mente y centrarse en lo que de verdad importa.

Hemos visto que ser capaces de descubrir que es lo prioritario en una empresa y enfocar los esfuerzos en esa tarea es una de las bases para la viabilidad del negocio. A modo de resumen, estos son los aspectos a tener en cuenta:

Centrarse en una tarea

Priorizar lo urgente de lo importante

Fijar fechas límites

Ponerse con lo que más cuesta

Hacer descansos 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo_sialapyme_blanco

Las pymes son nuestro mundo. Cada semana escribimos sobre estrategia, personas, casos de pymes, marketing… si quieres recibir nuestras noticias semanalmente haz clic y te las mandamos

¡SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER!