#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Alejandro Vigaray, cofundador de Bipi: “La preocupación de cualquier empresario está en la incertidumbre de lo que nos vamos a encontrar después de esta crisis”


Alejandro Vigaray

Adrián Fernández / Madrid

El mercado del automóvil y los hábitos de consumo actuales están cambiando a una velocidad vertiginosa. Adquirir un vehículo propio se ha convertido en una necesidad que para muchas personas ya no es vital. El negocio tradicional ha dado paso a nuevas fórmulas como puede ser el de la suscripción, por parte del usuario, a una empresa que ofrezca vehículos por un tiempo determinado. Es el caso de Bipi, una startup que posibilita al usuario un servicio por el cual, mediante una suscripción mensual, puede usar un coche y moverse sin problemas.

La empresa ofrece un modelo de marketplace y ya cuenta con más de 10 partners oficiales. Además, el usuario, puede optar por entre más de 40 modelos y marcas de coches diferentes a través de la plataforma online de Bipi. Los próximos objetivos de la compañía son el de llegar a las 10.000 subscriptores de coches en los próximos meses e intentar alcanzar un volumen de negocio de 25 millones de euros, entre otros. Por otro lado, Bipi ha ofrecido el 20% de su flota de vehículos a disposición del personal sanitario que está trabajando en estos duros momentos para que puedan trasladarse a los hospitales. Todo ello de forma gratuita.

Alejandro Vigaray es uno de los socios de Bipi. Nació en Madrid en 1980 y proviene de una familia de empresarios dónde aprendió el funcionamiento de una empresa. Vigaray es uno de los protagonistas esta semana de La voy de la pyme. En la entrevista que le hicimos analizó, entre otros, las medidas que ha implementado el Gobierno a los autónomos asegurando qué “las medidas aprobadas solo aplazan el problema”. El Ceo de Bipi declara que “necesitamos ayuda tanto durante la época de confinamiento como después”.  En relación a su empresa confiesa qué “nuestra intención es controlar el gasto al máximo y, para ello, hemos puesto el foco en el control de gastos de todas las partidas.”, aunque opina que, dependiendo de cómo se desarrollen los acontecimientos, implementará unas medidas u otras.

Estos días que se están publicando medidas del gobierno para el apoyo a empresas y autónomos, ¿cuál es la medida que más valoras?

Considero que las medidas son insuficientes para apoyar a las pequeñas empresas y startups. Las medidas aprobadas solo aplazan el problema En el caso de los autónomos, es aún más grave porque la mayoría viven al día de lo que generan y son un tejido empresarial fundamental. En los próximos meses, la situación va a ser complicada y se prevé que lleguen despidos, cierres de empresas como restaurantes, bares tiendas de ropa, etc. Para evitarlo es fundamental apoyar a las pymes desde el primer momento y ofrecerles medidas flexibles y ayuda en los costes laborales.

¿Y cuál es la medida que aún no se ha anunciado y que crees que el gobierno debería adoptar lo antes posible?

Necesitamos ayuda tanto durante la época de confinamiento como después, por ello creo que se deben eliminar los costes laborales durante el resto del año. Otra medida urgente sería reducir el gasto estatal para contribuir a mantener el tejido empresarial.

Además, hay que ofrecer medios a los médicos, funcionarios, fuerzas del estado y empleados que trabajan contra el COVID-19 con el fin de que pase la crisis sanitaria lo antes posible y poder volver a un estado normal.

Como responsable de una pequeña/mediana empresa, ¿cuál crees que va a ser la mayor dificultad a la que se enfrente tu empresa?

La preocupación de cualquier empresario está en la incertidumbre de lo que nos vamos a encontrar después de esta crisis. Hablamos de una situación que va a afectar notablemente a todos, mucho más que la crisis de 2008, y prácticamente a todos los países del mundo

En este sentido, la caja es fundamental porque se estima una caída del consumo muy drástica y hay que saber muy bien cómo controlar los gastos para evitar al máximo las tensiones, que aparecerán y poder salvar la situación todo lo que sea posible.

Otro reto importante será mantener al equipo unido y animar a los empleados. Hablamos de una crisis, que no solo es económica, es también social. A las personas les gusta ir a la oficina, interactuar con el resto, tomarse algo después del trabajo, etc. Algo que costará que vuelva a suceder, pero que llegará.  Lo que está claro es que las empresas van a tener que digitalizarse a gran velocidad. En ese sentido, en Bipi partimos con ventaja porque nuestro servicio para contar con un vehículo se realiza 100% online.

¿Has iniciado ya la puesta en marcha de medidas para afrontar lo mejor posible esta crisis en los resultados de tu pyme?

Desde el primer día hicimos recortes de servicios no esenciales, y revisión de pagos de todos los proveedores. Hemos intentado llegar a acuerdos con ellos para poder extender la caja al máximo, siempre teniendo en cuenta su importante desarrollo dentro de los flujos de tesorería. 

¿Qué medidas has adoptado o estás tomando en estos momentos?

Nuestra intención es controlar el gasto al máximo y, para ello, hemos puesto el foco en el control de gastos de todas las partidas. No queremos llegar a tener que presentar medidas laborales que afecten a nuestros empleados, pero estamos atentos a la evolución de la crisis para tomar decisiones rápidas, coherentes y responsables. Por otro lado, desconocemos las decisiones que se van adoptar en el futuro, y obviamente, en función de ello, nos veremos obligados a tomar las medidas adecuadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *