#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


¿Cómo puedo proteger mi negocio de robos este verano? 


Adrián Fernández / Madrid 

Las vacaciones son sinónimo de desconexión y relajación. En esta época, muchos negocios cuelgan el cartel de ‘Cerrado por vacaciones’ para descansar unas semanas, dejar las preocupaciones a un lado y volver con las pilas cargadas. Pero los que no descansan son los ladrones, que en verano hacen su particular agosto. 

Al irse de vacaciones, muchos empresarios descuidan algunos aspectos fundamentales para evitar un robo. Por eso, es fundamental que si estas pensando en hacer la maleta e irte de vacaciones prestes atención a estos consejos de seguridad. 

Consejos para evitar robos en tu negocio en verano 

Varios estudios apuntan que por la noche, de una a cuatro de la madrugada y los lunes, los martes y los jueves (por ese orden), son los momentos favoritos de los ladrones para agenciarse de lo ajeno. En general, los ladrones suelen preferir robar dinero en efectivo o productos pequeños pero con un alto valor económico, como puede ser maquinaria, smartphones u ordenadores. 

Para evitar una situación desagradable en un negocio, lo primero, es fundamental controlar el acceso y limitar los puntos de acceso al local a solo uno. Recuerda que es necesario saber quién entra o sale del negocio en todo momento y dejarlo registrado. En este sentido, es recomendable instalar cámaras de seguridad o un sistema de alarma que cuente con un mecanismo de alerta frente a intrusos. 

También hay que asegurar y revisar el mecanismo de entrada al negocio. Las cerraduras deben estar en perfecto estado y, si es necesario, habrá que renovarlas. Lo recomendable es que la puerta de acceso tengo, al menos, dos puntos de cierre y que no exista ningún hueco entre la puerta y el suelo. 

Por otro lado, aunque parece obvio, a veces nos descuidamos y dejamos a la vista objetos de valor que son perfectamente visibles desde el exterior de la tienda. Hay que prestar atención a este punto. Y, por supuesto, nunca se debe dejar la caja registradora desatendida. 

En este sentido, también es recomendable no dejar grandes cantidades de dinero en la caja registradora porque, obviamente, será el primer lugar que visiten los ladrones cuando realicen el robo. Lo mejor es dejar lo necesario y lo demás guardarlo en una caja fuerte o en el propio banco. 

Por último, otro punto a tener en cuenta es intentar conseguir que la estructura del mobiliario del negocio no permita áreas ocultas no visibles o huecos donde alguien se pueda esconder. Hay que mantener, en todo momento, la visibilidad total del local. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.