#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


“Estamos intentando ver oportunidades en los cambios que tenemos que hacer y ser cada vez más creativas al afrontar los problemas que van viniendo” Aroa Fernández, fundadora de Trace Collective


AROA

Adrián Fernández / Madrid

El mundo de la moda vive una transformación completa en los últimos años. Nuevos valores, como el respeto al medio ambiente o un consumo responsable, están surgiendo como hábitos en los consumidores de la moda. Los nuevos criterios de la llamada moda sostenible han llamado la atención de miles de personas que, progresivamente, van tomando conciencia de la necesidad de adquirir prendas que no repercutan de forma negativa en la sociedad y en La Tierra. Cada año, aparecen nuevas marcas de moda sostenible creadas por jóvenes emprendedores que deciden abrir un nuevo negocio. Es el caso de Trace Collective.

Trace Collective es una marca de moda creada por Aroa Fernández y Antonia Halko. Fabrica prendas cuyos tejidos usan entre un 90% y un 97% menos de agua y producen hasta un 50% menos de emisiones de CO2. Basado en un modelo de producción circular, la startup quiere minimizar el impacto productivo de su empresa al planeta, dandole una vida completa al producto a través de un programa de recogida al finalizar el ciclo de vida de la prenda.

Aroa Fernández es una de nuestras protagonistas esta semana en La voz de la pyme. Hemos podido conversar con ella y nos ha contado como vive Trace Collective la llegada del coronavirus a Europa y más en concreto a Reino Unido, donde la empresa opera. Aroa denuncia que Trace Collective no ha podido acceder a ningún tipo de ayuda “ya que la mayor parte de medidas han ido orientadas a empresas con propiedad (tiendas físicas o restaurantes)”. Sin embargo, nos comenta que la respuesta del sector empresarial en Inglaterra frente a esta crisis sanitaria ha sido increíble. “Aquí en Reino Unido, al menos, desde el primer día nació una gran solidaridad, y hemos estado trabajando con otras pequeñas empresas en colaboraciones para difundir mutuamente nuestro trabajo y amplificar la visibilidad de otros durante estos meses” declara Aroa.

La fundadora de Trace Colletive también nos ha comentado cómo afronta esta situación tan complicada para las pequeñas empresas: “Rediseñamos por completo nuestro plan de comunicación y crear una nueva estrategia de ventas. También hemos cambiado la forma en la que trabajamos para ser aún más ágiles y lograr objetivos a muy corto plazo, lo cual implica tareas muy concisas y reuniones (online) diarias de revisión de progreso, ya hay variables que cambian cada hora.” apunta Aroa.

Estos días que se están publicando medidas del gobierno para el apoyo a empresas y autónomos, ¿cuál es la medida que más valoras? Y cuál es la medida que aún no se ha anunciado y que crees que el gobierno debería adoptar lo antes posible?

Nosotras somos una empresa registrada en Reino Unido. La verdad es que aunque el gobierno aquí fue rápido en anunciar una serie de medidas, a las pequeñas empresas éstas no han llegado. Nosotras por ejemplo no podemos acceder a ningún tipo de apoyo, ya que la mayor parte de medidas han ido orientadas a empresas con propiedad (tiendas físicas o restaurantes). Esto tiene sentido porque sus gastos fijos son mucho mayores, pero nosotras, al igual que muchos otros pequeños negocios online, También hemos sentido el golpe. También han anunciado un programa de créditos a empresas al que se han suscrito muchos bancos, pero el tipo de interés de estos préstamos es demasiado alto, ya que los bancos pueden establecerlo según quieran.

Lo que ha sido mucho más interesante ha sido la respuesta conjunta desde el sector empresarial y ciudadano. Aquí en Reino Unido, al menos, desde el primer día nació una gran solidaridad, y hemos estado trabajando con otras pequeñas empresas en colaboraciones para difundir mutuamente nuestro trabajo y amplificar la visibilidad de otros durante estos meses.

 Como responsable de una pequeña/mediana empresa, ¿cuál crees que va a ser la mayor dificultad a la que se enfrente tu empresa?

Para nosotras está habiendo 2 dificultades críticas. La primera es logística: estábamos terminando una ronda de producción y nuestros talleres cerraron con una gran parte de nuestra producción dentro, así que hemos tenido que cancelar algunos de los pedidos que nos habían entrado las últimas semanas y tenemos un stock muy limitado para vender. Hemos intentando cambiar nuestra tienda online para centrarla más en pedidos por anticipado, pero sabemos ya de estudios anteriores que a los consumidores les cuesta aceptar que tardarán 2 meses en recibir la ropa. En nuestro caso, ahora mismo no podemos siquiera garantizar cuándo va a llegar. Nuestra producción está distribuida en diferentes países europeos. Hay telas que están paradas en Italia, otras en Bélgica y el taller de España está cerrado. Así que necesitamos esperar a que diferentes países reanuden su actividad económica para poder reactivar nuestro engranaje de producción.

La segunda es económica. No solo se ven nuestras ventas afectadas por no tener stock de algunas de las piezas más populares, si no que nuestra estrategia de ventas estaba centrada estos meses en pop-ups y eventos en tiendas físicas. Todo esto, resultado de meses de organización, se ha cancelado, y sin esa presencia es imposible para nosotras llegar a las ventas esperadas. Menos ventas son menos ingresos, y vamos a tener problemas para afrontar los pagos que teníamos pendientes.

 ¿Has iniciado ya la puesta en marcha de medidas para afrontar lo mejor posible esta crisis en los resultados de tu pyme? ¿Qué medidas has adoptado o estás tomando en estos momentos?

Sí, nuestro primer. “gabinete de crisis” fue hace 3 semanas. Ahí rediseñamos por completo nuestro plan de comunicación y crear una nueva estrategia de ventas. Un cambio significativo y que tendrá un impacto a largo plazo es que hemos cambiado nuestros precios para poder vender a través de plataformas online, algo que no estaba en nuestros planes, pero que ahora es nuestra única opción para llegar a audiencias nuevas (o nuestra opción más rentable económicamente en este contexto). Nuestro contenido en redes sociales también ha cambiado, e intentamos proporcionar datos y recursos útiles para nuestra comunidad durante este tiempo en el que hay que quedarse en casa,  siempre en línea con nuestro objetivo de que la gente viva de forma más sostenible y en sintonía con el medio ambiente. Además, hemos escrito individualmente a más de cien personas que estaban esperando su pedido para explicarles porqué iba a llegar con retraso, y lo que esta crisis está suponiendo para nosotras.

Por otro lado, también hemos cambiado la forma en la que trabajamos para ser aún más ágiles y lograr objetivos a muy corto plazo, lo cual implica tareas muy concisas y reuniones (online) diarias de revisión de progreso, ya hay variables que cambian cada hora. Y estamos trabajando en iniciativas nuevas para aportar valor social en estos meses. Por ejemplo, estamos trabajando con otras marcas en Reino Unido para contribuir al abastecimiento de mascarillas para trabajadores vitales, y la semana que viene vamos a lanzar una serie online de talleres seminarios de sostenibilidad y transparencia en la industria textil.  De algún modo, aunque es una época llena de incertidumbre y ha llegado en un momento muy difícil para nosotras, estamos intentando ver oportunidades en los cambios que tenemos a hacer y ser cada vez más creativas al afrontar los problemas que van viniendo. El equipo está aprendiendo mucho y fortaleciéndose cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *