#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


“La digitalización forma parte de nuestro éxito” Santiago Bañón, presidente de BAÑÓN


Juan Antonio Mendieta y Santiago Bañón Novel (1) (1)

Adrián Fernández / Madrid

El aceite de oliva es un ingrediente que no puedo faltar en la cocina mediterránea. Un producto que, en la actualidad, está disponible en múltiples variedades y formatos, todos ellos con una calidad exquisita que le hacen inigualable. Nuestro país lidera los rankings de producción: una de cada dos botellas que se fabrican en el mundo son de aceite de oliva de España.

Este pilar básico de nuestra dieta es la razón de ser de Bañón, una empresa creada en 1802 a las orillas del Guadalquivir entre Úbeda y Cazorla y que produce 900.000 kilos de aceite por campaña, los cuales destina una mayoría a la venta a granel y reserva otra para el envasado. “Durante todo este tiempo, el común de todas las generaciones ha sido la pasión por el aceite y la motivación por mejorar nuestro producto final” explica Santiago Bañón, presidente de la compañía. Él forma parte de la cuarta generación de esta compañia familiar que cerró la última campaña con una facturación de 2 millones de euros y prevé una subida de hasta 3 para 2021 motivado por la estrategia de exportación y ampliación de nuevos canales de distribución.

Su pasión y su esmero por fabricar un producto de calidad le han llevado a ganar recientemente el premio Jaén Selección 2021 por uno de sus productos estrellas: BAÑÓN 1802, un aceite de oliva virgen extra categoría Picual con el cuál han producido 5.000 litros de aceite por campaña. “Esta oportunidad nos abre camino hacia nuevos mercados y nos brinda la visibilidad necesaria para expandir nuestro producto y que los consumidores puedan probarlo” detalla Santiago.

Operáis en un sector muy amplio y competitivo ¿Qué es lo que os diferencia respecto a vuestra competencia?

La diferencia con nuestra competencia reside en la historia de la compañía, su trayectoria y dedicación entorno al sector olivarero desde 1802. Desde entonces, hemos sido capaces de adaptarnos a las necesidades del consumidor, evolucionando en nuestro producto y expandiendo la compañía. Respecto al producto en sí, tratamos a la oliva con especial cuidado, estudiamos el momento óptimo de recolección con una molturación en frío, poco tiempo de batido y una limpieza extrema para que el resultado sea el más excepcional.

600x125_Menudas-empresas

Preveéis un importante crecimiento de ventas y facturación para este año a pesar de la crisis, ¿a qué creéis que es debido?

Este año hemos recibido el premio Jaén Selección 2021, el cual nos galardona como uno de los ocho aceites de oliva virgen extra que portarán durante el año 2021 el distintivo Jaén Selección. Se trata de un sello de calidad que concede la Administración provincial a los mejores AOVE jiennenses de cada cosecha. Esta oportunidad nos abre camino hacia nuevos mercados y nos brinda la visibilidad necesaria para expandir nuestro producto y que los consumidores puedan probarlo.

Por otro lado, estamos ampliando nuevos canales de distribución como la gran distribución y estamos presentes en plataformas digitales como Amazon, que se ha convertido en un importante punto de venta para nosotros de cara al resto del mundo.

¿Tenéis en mente expandiros a nuevos país?

Es uno de nuestros objetivos a corto plazo. En estos momentos destinamos el 20% de la producción BAÑÓN al mercado internacional de Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, México y EE.UU. Queremos abrir nuevos mercados en otros países de Europa, Asia y Sudamérica.

Vais ya por la cuarta generación de esta empresa familiar, ¿cuál creéis que son las claves para perdurar en el tiempo?

Sin duda la dedicación y respeto al sector. Aceites Bañón es una compañía con más de dos siglos de historia. En 1958 se comenzó a producir aceite de oliva en la finca “Las Arroturas” y en 1975 se construyó una nueva almazara en Villanueva del Arzobispo (Jaén) con el fin de adaptarse a las exigencias que se estaban imponiendo. En 1989 nos constituimos como sociedad anónima y en el año 2000 se puso en marcha en la finca “Las Irijuelas” una nueva almazara que dispone de las más altas tecnologías y donde hasta el momento producimos todo nuestro producto. Desde hace diez años producimos también allí Bañón 1802, nuestro AOVE más premium.

Durante todo este tiempo, el común de todas las generaciones ha sido la pasión por el aceite y la motivación por mejorar nuestro producto final.


Bañón comercializa el 20% de su producción al mercado internacional de Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, México y EE.UU y tiene como objetivo adentrarse en la gran distribución y abrir nuevos mercados.

Bañón comercializa el 20% de su producción al mercado internacional de Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, México y EE.UU y tiene como objetivo adentrarse en la gran distribución y abrir nuevos mercados.


¿Los nuevos canales de distribución en los que operáis os están ayudando a generar más notoriedad?

Sin duda alguna. Como comentaba, la entrada en la gran distribución, a pesar de ser complicadísimo, resulta muy ventajoso para nuestra compañía. Eso, unido a la venta en Amazon, hace que nuestro producto fabricado en Jaén llegue a cualquier hogar del mundo.

¿Qué ha supuesto para vosotros la digitalización?

La digitalización es una ventana abierta al resto del mundo. La posibilidad de crecer y conseguir llegar al mayor número de consumidores. La digitalización forma parte de nuestro éxito en el presente y futuro de la compañía. Además de a nivel de ventas, favorece la sustentabilidad, convirtiéndonos en una empresa más sostenible que optimiza sus recursos.

¿Tenéis en mente diversificar mercado y ofrecer al cliente nuevos bienes más allá del aceite?

Por el momento no entra dentro de nuestros planes de negocio.

PROMO Mantenimiento Informático

¿Cómo estáis encarando esta crisis?, ¿cuál es el mayor reto al que os habéis enfrentado?

La pandemia nos ha pillado a todos desprevenidos, perjudicando a todos los sectores. Para BAÑÓN ha sido la mayor crisis que hemos vivido, no solo a nivel económico, sino social. Hemos tenido que ser ágiles y efectivos en nuestros pasos. Nuestro mayor reto ha sido la capacidad de adaptación, el ser capaces de modificar, implementar y apostar por nuevas soluciones, como pueden ser las digitales, entre otras, con el fin de mantenernos e incluso aumentar nuestra producción y ventas, como estamos haciendo.

¿Cuáles son vuestros objetivos más prioritarios en estos momentos?

La entrada y consolidación en la gran distribución y la expansión territorial. Respecto a la producción, esperamos comercializar un total de 30.000 litros de aceite envasado.

¿Alguna sugerencia para nuestros lectores?

Animo al consumidor a que pueda disfrutar de los aromas de nuestro BAÑÓN 1802 al destapar la botella que te recuerdan y trasladan al medio del campo de olivos y luego disfrutar de su sabor intenso con un amargor y picor muy equilibrados.

banner-a-pasos-horizontal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo_sialapyme_blanco

Las pymes son nuestro mundo. Cada semana escribimos sobre estrategia, personas, casos de pymes, marketing… si quieres recibir nuestras noticias semanalmente haz clic y te las mandamos

¡SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER!