#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Luca Carlucci, CEO de Bizaway: “Nuestra previsión es que a partir de septiembre se retomen los viajes de negocios de manera progresiva”


Luca Carlucci_alta

Adrián Fernández/Madrid

Es innegable que el sector del turismo es ya es uno de los más afectados por esta crisis del coronavirus. Tras la cancelación de eventos tan importantes como el Mobile World Congress y grandes acontecimientos posteriores, muchas agencias de viajes han visto reducidas sus ingresos drásticamente y han comprobado cómo sus clientes cancelaban progresivamente sus viajes programados. Ahora, con el regreso a la ‘nueva normalidad’, este sector levanta el cierre aunque con nuevas medidas de seguridad sanitarias.

Para poder conocer más detalles sobre cómo está afectando la crisis del COVID-19 al sector de los viajes de negocio, esta semana en la Voz de la pyme, hemos tenido la ocasión de dialogar con Luca Carlucci, CEO de Bizaway. Una startup, creada en 2015, que posee una plataforma online que automatiza los viajes corporativos, ofreciendo a las empresas un mayor ahorro económico y un control de sus gastos. A través de una aplicación, las empresas pueden gestionar sus viajes de forma integral, desde el proceso de reserva hasta la fase de administración. “A nosotros, como plataforma especializada en facilitar y automatizar estos viajes de negocios, también nos va a repercutir, pero somos optimistas y auguramos una recuperación al alza del sector de los viajes de negocios en cuanto finalice esta crisis” declara Luca. 

Por otro lado, este es uno de los sectores que más dinero mueve en la economía de España, aportando más de 12% al PIB nacional en su conjunto. Sin embargo, ahora mismo prevé pérdidas económicas nunca antes vistas: “Son tiempos difíciles para nuestro sector, pero – como hemos comentado – somos optimistas a pesar de una gran dificultad: la incertidumbre” indica Luca.

¿Cómo está afectando la crisis al sector de viajes de negocios?, ¿cuáles están siendo sus consecuencias?

Sin lugar a dudas, la crisis producida por la Covid-19 ha producido un standby en las políticas de viajes corporativos de las empresas, lo que va a generar un impacto económico en los resultados empresariales del sector.

A nosotros, como plataforma especializada en facilitar y automatizar estos viajes de negocios, también nos va a repercutir, pero somos optimistas y auguramos una recuperación al alza del sector de los viajes de negocios en cuanto finalice esta crisis.

Y creemos firmemente que esto va a ser así porque históricamente lo ha sido: el sector no solo se ha recuperado de las distintas crisis que han golpeado la economía mundial (sanitarias, financieras, incluso tras los atentados del 11-S), sino que ha resurgido siempre al alza y ha mantenido a lo largo de los años una tendencia positiva, a pesar de los grandes desafíos.

¿Habéis realizado alguna iniciativa para contribuir a paliar las consecuencias de esta pandemia?

Dentro de nuestro ámbito de actuación, desde el primer momento nos volcamos en la ayuda a las personas que se habían visto retenidas lejos de sus ciudades de origen a causa del coronavirus. En este sentido, ayudamos a la repatriación de unas 300 personas a la largo de las primeras semanas de la crisis, gracias a la acción directa con operadores y embajadas.

Así pues, apostamos desde el primer momento por contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, a paliar los efectos de esta crisis sanitaria dentro de nuestro ámbito de actuación.

Cuando lleguemos a la ‘nueva normalidad’, ¿cómo serán los nuevos viajes de negocios?, ¿qué habrá cambiado?

Desde BizAway, apostamos por la seguridad y la protección del viajero como parte de esta “nueva normalidad”.

En este sentido, estamos implementando un protocolo para los viajeros con los pasos a seguir en caso de producirse una situación similar a la que estamos viviendo; y estamos poniendo en marcha sistemas avanzados de geolocalización (totalmente voluntarios) para anticiparnos a cualquier problema que el cliente pudiera tener durante su viaje de negocios.

Hemos introducido un sistema de información de todos los riesgos (naturales, sanitarios o sociopolíticos) que informa no solamente el cliente empresa sino que hasta el viajero a través de nuestra app, gratuito para todas las cuentas.

Además, estamos invirtiendo parte de nuestros esfuerzos en acelerar nuestro plan de desarrollo de producto y aportar nuevas funcionalidades tecnológicas a nuestra plataforma.

Según vuestro criterio, ¿creéis que algún tipo de destino se podría beneficiar cuando pase esta situación?

Todavía existe mucha incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, pero creemos que los viajes nacionales serán una primera opción en estos primeros meses. Estamos reforzando nuestra opción de “reservas personales” para los clientes que buscan destino en los próximos meses, aconsejándoles tarifas reembolsables o modificables para adaptarse a esta nueva situación de incertidumbre.

Como responsables de una pequeña/mediana empresa, ¿cuál creéis que va a ser la mayor dificultad a la que se enfrentará vuestra empresa? ¿Qué medidas habéis adoptado o estáis tomando en estos momentos?

Sin duda, son tiempos difíciles para nuestro sector, pero – como hemos comentado – somos optimistas a pesar de una gran dificultad: la incertidumbre.

Por un lado, hemos reforzado los protocolos de viajes y las herramientas de información, geolocalización y duty of care como apuesta de futuro para anticiparnos a cualquier problema durante los viajes corporativos de nuestros clientes.

Y, por otro lado, estamos ofreciendo consultorías gratuitas a las empresas con el fin de aprovechar este periodo de standby para la mejora de sus procesos internos y que conozcan todo el potencial de nuestra plataforma para optimizar sus recursos cuando volvamos a la normalidad.

Se trata, en definitiva, de convertir situaciones de crisis en nuevas oportunidades para nosotros y nuestros clientes y estamos seguros de que saldremos reforzados a pesar de las dificultades.

Por lo que respecta al equipo, decidimos apretarnos el cinturón y mantenerlos a todos en estos tiempos difíciles descartando cualquier posibilidad de ERTE.

¿Habéis iniciado ya la puesta en marcha de medidas para afrontar lo mejor posible esta crisis en los resultados de vuestra startup?

Se trata de una situación excepcional y no podemos evaluarla en base a los mismos parámetros del año pasado. Desde nuestro nacimiento en 2015, BizAway ha invertido en crecimiento y expansión, consiguiendo dos rondas de financiación: una de 1,1 millones de euros en 2018 y otra de 2,5 millones este año. De forma paralela, hemos triplicado de forma sistemática la facturación año tras año, hasta antes de que estallara la Covid-19.

En este sentido, seguimos siendo optimistas y nuestras previsiones es que a partir de septiembre se retomen los viajes de negocios de manera progresiva, aunque no será hasta inicios del 2021 cuando empecemos a ver resultados más notables. Estas son nuestras previsiones, pero todo dependerá de cómo evolucione esta crisis.

Estos días el Gobierno está publicando varias medidas para ayudar a empresas y autónomos, ¿cuál es la medida que más valoras? ¿Y cuál es la medida que aún no se ha anunciado y que crees que el gobierno debería adoptar lo antes posible?

Echo de menos más medidas para nuestro sector, y más concretamente centradas en las pymes, para que podamos continuar activos hasta el momento en que se pueda viajar con normalidad.

Además, destacaría los criterios fijados por la Comisión Europea, aprobados ayer mismo, para una desescalada en tres fases en toda la UE. Se trata de una hoja de ruta para levantar los controles fronterizos, el transporte y la protección del consumidor con el objetivo de fomentar los viajes de ocio y de negocios a partir del verano, y así intentar salvar la temporada siempre de una manera correcta y segura para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *