#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Método Agile: la filosofía de las personas


pexels-startup-stock-photos-7376

Adrián Fernández / Madrid

El capital humano es la piedra filosofal de las organizaciones. Contar con trabajadores comprometidos y motivados dentro de la empresa es un ingrediente para su éxito. El conocido como método agile ha despuntado en los últimos años ya que puede ayudar a catapultar el éxito de la empresa. Esta filosofía empresarial pone en el centro a todas las personas implicadas de la empresa y permite construir un entorno más productivo, flexible y simple.

El Método Agile surge en el año 2001

Su origen se remonta a principios de los años 2000, cuándo el ingeniero Ken Beck junto a otras 17 personas se reunieron en Utah (Estados Unidos) y analizaron los procesos que se usan para desarrollar softwares. En esa reunión, los participantes se dieron cuenta de que los procesos utilizados hasta el momento eran muy rígidos y decidieron crear un nuevo método alternativo: había nacido el ‘método agile’. Los 17 creadores idearon un nuevo marco teórico de trabajo que buscaba ser más eficiente y productivo, permitía una mayor satisfacción del cliente final y primaba la calidad.

Su manifiesto se sustento entorno a cuatro valores básicos:

  1. Valorar más a los individuos y sus interacciones sobre procesos y herramientas.
  2. Valorar más el software funcionando sobre la documentación extensiva.
  3. Valorar más la colaboración con el cliente sobre la negociación contractual.
  4. Valorar más la respuesta ante el cambio antes que seguir un plan.

Estos cuatro valores, a su vez, derivaron en otros doce nuevos principios.

Las personas, el primer valor del método agile

‘Valoración de los individuos más que de los procesos y las herramientas’ es el primer punto del manifiesto del Método Agile y uno de los más importantes, ya que de él, surgen los demás principios. Lo que querían hacer entender al mundo sus creadores fue que el principal activo con el que cuentan las empresas son las personas. En este nuevo modelo de trabajo, el capital humano está por encima de cualquier otro aspecto de la empresa y pasan a cobrar una importancia mayor. Además de las personas, el método agile también tiene a la eficacia y la perfección como características básicas.

La unión de estos tres aspectos, personas, eficacia y perfección, busca crear un ecosistema de trabajo con equipos multidisciplinares y donde la prioridad de las las tareas pase por poner al cliente final en el centro de las decisiones.

Incorporar el metodo agile al día a día de la empresa

El Método Agile es una nueva filosofía de trabajo que los equipos de trabajo de las empresas, da igual el tamaño que tengan, pueden aplicar en su día a día. Sus características principales son:

  • Equipos multidisciplinares: La base de este método es que el uno necesito al otro, es decir, que ningún trabajo se puede hacer sin la ayuda del otro. Hay que buscar crear un ambiente donde todas las personas que integran la empresa sean capaces de colaborar juntas y trabajen por un mismo fin.
  • Apoyarse en distintas metodologías: Existen múltiples herramientas que permiten el trabajo colaborativo entre equipos. Una de ellas es Scrum, una herramienta que permite organizar el trabajo en equipo y gestionar distintos proyectos. Otra es Kanban, una metodología que gestiona las tareas dividiendo las tareas en ‘realizadas’, ‘en proceso’ o ‘ya realizadas’.
  • Todos son participes: El método agile incluye a todas las personas que integran la empresa. Desde el trabajador hasta la directiva. Todos participan en esta metodología y construyen un ambienta colaborativo y abierto.
  • El método agile no cuenta con unas reglas fijas:  Este método no tiene fórmulas fijas. Cada empresa, con sus características determinadas y sus trabajadores, tiene que encontrar las suyas y adaptarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *