#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Trucos para poner en orden las finanzas de tu negocio


numbers-money-calculating-calculation-3305 (2) (1)

Adrián Fernández / Madrid

Gestionar los recursos y las cuentas económicas de forma correcta en un pequeño negocio es imprescindible para su éxito y su supervivencia. Para ello, además de ofrecer un buen producto o servicio, tener una buena planificación y una óptima gestión de los recursos financieros te servirá para no tener problemas económicos o de liquidez posteriores.

Hemos elaborado, junto a los expertos de Finout, expertos en gestión de la contabilidad, administración y dirección financiera para pymes, una serie de consejos para que tu negocio tenga unas cuentas económicas robustas y sanas:

  1. Contar con objetivos claros: En el primer paso a dar habrá que preparar un presupuesto anual que incluya los objetivos de venta y los costes estimados para conseguirlo. Los objetivos que te propongas deben de ser SMART, es decir, específicos, medibles, asumibles en el tiempo, relevantes y en un tiempo concreto.
  2. Vigilar la caja: Hay que acompañar al presupuesto una previsión de tesorería que asegure que vas a tener la caja que necesitas en cada momento y que se adelante a posibles necesidades durante el año.
  3. Prestar atención a las desviaciones: Cada mes habrá que hacer un seguimiento mensual y analizar el resultado real obtenido frente al prepuesto organizado y sacar conclusiones finales. El origen de estas desviaciones puede ser por causas internas (que se podrán corregir y controlar) o por causas externas (que será más difícil de controlar y corregir y al que tenemos que estar más preparados).
  4. Actualizar el presupuesto: Tras realizar un análisis del resultado de mes, hay que actualizar tanto el presupuesto de explotación como la previsión de tesorería para mantener siempre el mejor estimado cierre del año. Recuerda que muy pocas veces todo sale según lo planeado y es mejor no esperar al final del año para quitarse la venda de los ojos y llevarse sustos innecesarios.
  5. Ojo a los cambios extraordinarios: Esos cambios no previstos habrá que incluirlos en el presupuesto inicial. Tenemos que ver los presupuestos de la empresa como un elemento vivo y adaptable a las circunstancias de la la empresa y del entorno.
  6. Recuerda…La caja: El objetivo final de todo este trabajo es adelantarse a las necesidades de caja. Asegúrate de que la tesorería funciona en sincronía con las necesidades de tu empresa y la realidad financiera.

Si crees que todo esto te supera, ponte en contacto con un asesor externo que gestione las finanzas de tu negocio. En Finout son expertos en gestión de la contabilidad, administración y dirección financiera para pymes. Tienes más info en www.finout.es / hola@finout.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *