#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Tus valores te diferencian, ¿tiene tu marca un propósito?


close-up-photo-of-hanged-clothes-2447042 (1)

Adrián Fernández / Madrid

Vivimos en una etapa de continuos cambios y desafíos. La globalización y los nuevos movimientos sociales son en gran medida los responsables de está transformación, la cual avanza a pasos agigantados sin que, en muchas ocasiones, nos demos cuenta. Además, este 2020 lo recordaremos como el año en el llegó a nuestras vidas la Covid19, que hizo estallar todos los moldes establecidos hasta ahora y alteró nuestras rutinas y nuestras relaciones sociales y productivas.

A lo largo del tiempo, el consumidor también ha evolucionado y ha creado múltiples hábitos de consumo y nuevos valores. En estos momentos, las marcas que se compran ya no sólo deben cumplir una función básica en la mente del cliente, sino que ese consumidor espera que sus marcas traigan aparejadas una serie de valores. Por ello, es de vital importancia que las organizaciones reflexionen sobre el papel que desarrollan en la sociedad.

¿Cómo consigo que mi marca se diferencie respecto a la competencia? Una posible respuesta es creando una marca con propósito. Este nuevo insight es el claro responsable de que un consumidor elija un producto/servicio u otro.

Pero vamos poco a poco: ¿qué es exactamente eso de ‘marca con propósito’?, ¿por qué es tan importante?, ¿cómo se puede definir una marca con propósito? Tranquilo, las respuestas a todas esas preguntas están en las siguientes lineas.

Empecemos por su definición, ¿qué es una marca con propósito?

Una marca con propósito es aquella que va más allá de comercializar sus productos/servicios y busca ser relevante en la sociedad, creando una estrategia comercial que incluya un conjunto de valores sociales que se conviertan en la razón de ser de una marca. Este propósito permite una clara diferenciación respecto a su competencia ya que los clientes entenderán a la empresa cómo aquella que tiene unos productos/servicios cargados de significado. 

¿Por qué es tan importante una marca con valores?

Una marca con propósito sirve para algo fundamental: conectar con un cliente cada vez más exigente y más crítico. Ya hemos dicho que el rol del consumidor ha cambiado con el paso del tiempo y con una buena estrategia comercial se puede llegar a ‘reconectar’ de forma eficaz con un cliente, creando engagement. Este relación de confianza no solo hará crecer las ventas de nuestra empresa, sino que establecerá una clara fidelización con el consumidor e incluso, en los mejores casos, la persona que confíe en nuestra marca se convertirá en su embajador y la compartirá entre sus allegados. 

Por otro lado, a nivel interno, una organización con un propósito de ser tendrá un poder de atracción mayor en aquellos trabajadores que se identifiquen con los valores de la marca. Por ejemplo, ¿quién no quiere trabajar en una lugar donde el respeto al medioambiente es su razón de ser?

Además, crear una marca con valores también trae consigo una mayor credibilidad, mayor reputación entre nuestros stakeholders y mayor prestigio social.

¿Cómo se crea una marca con valores?

Crear una marca con valores no es tan fácil como se cree. Hay ciertas reglas básicas que hay que cumplir y no pasarlas por alto:

  1. Transparencia: Los valores de marca se deben ofrecer de forma clara y original. Tienes que conocer a tu público y jamás debes engañar a un cliente.
  2. Innovación: Busca soluciones constantemente en el mercado en el que operas y posiciónate como una empresa única, autentica y fiable. 
  3. Precisión: Ten muy claro el posicionamiento que quieres que la empresa adopte para diferenciarse. Para ello, recuerda, la comunicación es clave y debes encontrar los canales adecuados para transmitir tu mensaje.
  4. Solidaridad: Pasa del storytelling al storydoing y haz protagonista e implica a tu público a través de acciones. En definitiva, crea una historia en el mundo real y hazla llegar a todo el mundo.
  5. Digitalización: Aprovecha el mundo online y las redes sociales y explora este nicho. Conecta con tu audiencia digital y publica contenido de interés, interactúa con ellos y da a conocer tu compañía en redes sociales. 

En definitiva, llega al corazón del cliente

Como hemos mencionado anteriomente, los consumidores son cada vez más exigentes en cuanto a lo que consumen. Para poder instalarse en la mente de ellos, debes crear lazos de lealtad con mensajes positivos, afines y creíbles. Recuerda que las marcas con propósito y con coherencia en sus valores generan confianza, y esa confianza no se instala en la cabeza del consumidor, va más allá y llega a sus corazones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *