#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Ha llegado la gran dimisión


Susana Palacios / Madrid

Hasta hace uno meses oíamos hablar de la gran dimisión. Esa que provoco que más de 40 millones de estadounidenses abandonaran sus puestos de trabajo en 2021. Toda esta “gran dimisión” o “gran renuncia” vino de la mano del coronavirus. Cuando las personas estaban volviendo a la normalidad.

Esta gran dimisión inició en Estados Unidos, por el descontento que sentía la población con su puesto de trabajo. Los sectores que más afectados se vieron fueron la hostelería y restauración, el transporte y la sanidad. 

En Europa, los países que estaban sufriendo la llegada de la gran renuncia eran Reino Unido, Francia e Italia. España estaba fuera de este gran movimiento. Pero, con la vuelta al cole y el fin de las vacaciones los trabajadores se están replanteando sus objetivos. Esto se resume en que ha llegado la gran dimisión finalmente a España.

Pero, ¿qué es lo que hace que la población decida dimitir? A raíz del Covid-19, los trabajadore se dieron cuenta de que no querían vivir para trabajar. Querían recuperar el control que los directivos tenían de sus vidas. Llegó un punto en que estaban exhaustos emocionalmente por todo lo que se acababa de vivir. Los trabajadores buscan el poder pasar tiempo de calidad con sus familias, ese que se les había dado con el teletrabajo y que en muchos casos está desapareciendo. O aquellos que no tienen la posibilidad de teletrabajar y tienen que estar fuera de casa gran parte del día.

Actualmente en España, durante este año se calcula que cerca de 30.000 personas han abandonado ya su puesto de trabajo. Las empresas se están enfrentando a una fuga de talento que se debería evitar.

Woffu nos da las claves necesarias para evitar una gran dimisión:

  • Flexibilidad en el lugar de trabajo. La falta de flexibilidad es el principal motivo de que los trabajadores den el paso a abandonar su puesto. Las mayores renuncias se ven entre los 30 y 45 años, donde más se busca el poder conciliar trabajo y familia. Los jóvenes nacidos en el entorno digital se fijan desde un primer momento en la flexibilidad horaria o el teletrabajo. Una posible solución y que muchas empresas están empezando a usar es la flexibilidad horaria. Donde el trabajador tiene un margen para decidir a qué hora entra y sale siempre que cupla su jornada. Esto permite que dicha conciliación sea más fácil de conseguir.
  • Bienestar físico y mental en el ámbito laboral. A raíz de la pandemia, la población se ha empezado a concienciar de la importancia de la salud mental. Muchos ciudadanos sufrieron y vivieron en primera persona el estrés, la ansiedad o la depresión. Saben las consecuencias y el hecho de que tu trabajo te genere todo esto es otro de los desencadenantes de las dimisiones. Pero no solo cuenta la salud mental, la física también es importante. El tener un buen estado de ambas hace que la gente se encuentre feliz y saludable. Por eso desde tu empresa puedes promover iniciativas y programas que promuevan todo esto 
  • Gestión y distribución idónea de las cargas de trabajo.  En muchas empresas hay más trabajo del que los empleados pueden realizar. Esto puede ser causado por falta de personal. Esa carga extra va hacia los trabajadores exigiéndoles que trabajen más allá de sus funciones. Esto produce un agotamiento en los trabajadores que suele desembocar en que acabe quemado con su puesto de trabajo y decida dimitir. Alguna de las soluciones son tener una continua comunicación con los trabajadores para saber en todo momento cuales son los problemas que hay. Observar a los trabajadores para que no se encuentren agotados y frustrados. La digitalización de algunos procesos es otra de las posibles soluciones para facilitar el trabajo a realizar.
  • Comunicación personal y periódica con los empleados. El mantener una relación con los empleados para tener un feedback de lo que ocurre facilita que los posibles problemas que puedan surgir se intenten solucionar antes de que crezcan. El preocuparte por el bienestar de tus trabajadores lleva a que se sientan cómodos y facilita el controlar la fuga de talento.

Esta gran renuncia está creciendo rápidamente en nuestro país. La población cada vez está más descontenta con sus trabajos y deciden cambiar de puesto. Con pequeñas acciones se puede arreglar y mejorar la situación de todos. Llegando a ser beneficioso incluso para la empresa al retener el talento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.