#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Lo que hay que saber antes de invertir en criptomonedas


image002

Antes de comenzar a invertir en criptomonedas deben conocerse una serie de conceptos que proporcionan las bases para escoger la estrategia adecuada; tales como el funcionamiento de estos activos, sus riesgos y las diferentes opciones para invertir que se tienen al alcance.

A raíz de aquí, es posible comenzar a diseñar un plan de inversión en criptomonedas.

El funcionamiento de las criptomonedas

Antes de comenzar a lanzarse a la inversión en criptomonedas, es preciso conocer su funcionamiento para entender mejor cómo se comportan en el mercado.

Las criptomonedas son activos financieros digitales: dinero intangible. Se intercambian a través de un libro de contabilidad en la red, en el que todos sus intervinientes deben dar el visto bueno para que la transacción se complete. A esta tecnología se le denomina “blockchain” y sustenta su funcionamiento.

Este tipo de monedas se caracterizan porque funcionan de forma descentralizada y, por lo tanto, no dependen de ningún gobierno ni banco central. Son inmunes a la inflación, tal y como si fueran activos reales (como el oro o los inmuebles).

Por este motivo, es difícil establecer cuál es el valor intrínseco de las criptomonedas. Únicamente su precio se determina en el mercado, en base a la oferta y demanda existente.

Asimismo, algunas de las principales criptomonedas (como Bitcoin, Litecoin, etc.) son limitadas en cuanto a su número. En otras palabras, son escasas y por ello son valiosas.

Cómo invertir en criptomonedas

Una vez entendido su funcionamiento, los tipos de activos y sus riesgos, únicamente se está a falta de conocer las diferentes opciones de inversión que se tienen al alcance, con el objetivo de escoger la más adecuada:

  • CFDs: los CFDs sobre criptomonedas son un tipo de derivado financiero (como los futuros financieros) que ofrecen al inversor la posibilidad de invertir en estos activos financieros sin necesidad de comprarlos físicamente. Los CFDs son instrumentos apalancados, lo que permite invertir en Criptomonedas depositando únicamente el 50% de la inversión total. De este modo, son instrumentos útiles para aprovechar la volatilidad del mercado en operaciones a corto plazo. Con los derivados financieros (como los futuros y los CFDs sobre criptomonedas) es posible invertir tanto en largo como en corto. Es decir, obtener beneficio con los movimientos al alza y a la baja del mercado.
  • Futuros financieros: existen futuros sobre algunas de las principales criptomonedas (Bitcoin y Ethereum). El mercado más grande del mundo en futuros y opciones, el CME Group, ofrece acceso a futuros sobre estas dos criptomonedas. Ofrecen la ventaja de que son instrumentos en los que no es necesaria la compra física y el inversor puede aprovechar los movimientos de su precio para hacer operaciones de corto plazo. Son productos apalancados.
  • Minar criptomonedas: la minería de criptomonedas consiste en poner el equipo informático al servicio de la blockchain y obtener como recompensa una cantidad de las mismas. Sin embargo, el proceso no resulta tan sencillo, puesto que se trata de competir por descifrar un código encriptado y se precisa potencia informática. Existen verdaderos profesionales en este sentido.
  • Compra física: las criptomonedas se crean a través de la minería, pero existe un mercado en el cual pueden comprarse (intercambiarse por dinero tradicional o por otras criptomonedas). Para comprar criptomonedas es preciso almacenarlas en un wallet o monedero digital, con el riesgo que esto conlleva.

Los diferentes tipos de criptomonedas disponibles para invertir

Una vez comprendido el funcionamiento de las criptomonedas, con fines de invertir, cabe preguntarse cuáles de estos activos sería el más conveniente.

Existe una gran cantidad de criptomonedas. Son pocas las verdaderamente populares. Estas serían tres de las más negociadas:

  • Bitcoin: es la reina de las criptomonedas. Es la más antigua y la que mayor capitalización tiene en el mercado (entendemos por capitalización el número de monedas en circulación multiplicado por su precio). En realidad, es la que marca la tendencia general del mercado.
  • Ethereum: en realidad, Ethereum es el nombre de la red que da soporte a “Ether”, la criptomoneda en sí misma. Sin embargo, suele utilizarse este nombre para denominar tanto a la red como a su criptodivisa. Nació como complemento a Bitcoin y emplea la blockchain para realizar contratos inteligentes (sólo se libera la transacción si se cumplen ciertas condiciones).
  • Litecoin: Litecoin también fue creada para suplir ciertas carencias de Bitcoin. Aunque Bitcoin sigue siendo la criptomoneda más sólida y extendida, no es la más rápida. De hecho, es muy pesada. Por este motivo, Litecoin permite realizar transacciones más rápidas.

Los riesgos de invertir en criptomonedas

Las criptomonedas, como activos financieros digitales, tienen sus ventajas, pero también tienen sus riesgos.

Para comenzar a invertir en criptomonedas, es preciso conocer a qué riesgos hay que enfrentarse. Sólo de este modo es posible reducirlos y gestionarlos:

  • Riesgo de robo: Este riesgo existe para todos aquellos que compran criptomonedas físicas, no aplica para la inversión en CFDs o Futuros. Es posible llegar a pensar en el hecho de la imposibilidad de robo, puesto que se trata de activos intangibles, pero nada más lejos de la realidad. Este tipo de activos se guardan en monederos digitales y, pese a que la mayor parte de las casas de intercambio ofrecen la posibilidad de almacenarlos de modo seguro, han sucedido casos en los que los hackers han conseguido acceder a estos wallets y vaciarlos.
  • Alta volatilidad: su precio depende directamente de la oferta y la demanda. Así pues, el mercado, como conjunto de inversores tiende a exagerar. Pasa de la euforia al pánico con suma facilidad y esto provoca que las criptomonedas tengan fuertes movimientos en los mercados financieros. Al no existir un banco central ni ningún tipo de autoridad que las regule, su cambio queda enteramente a los caprichos de la psicología de las masas. Son productos complejos que exigen conocimientos y prudencia a la hora de invertir.

 

Con todo esto sabido, es el momento de decidir si quieres entrar en este mercado en auge.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento.

80 % de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación de CFD con este proveedor.

Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

banner2_newsletter


El presente artículo puede considerarse pieza publicitaria de ibroker.es

Puede consultar más información sobre el producto en el KID disponible en la web ibroker.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo_sialapyme_blanco

Las pymes son nuestro mundo. Cada semana escribimos sobre estrategia, personas, casos de pymes, marketing… si quieres recibir nuestras noticias semanalmente haz clic y te las mandamos

¡SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER!