#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


“Los consumidores se sienten más comprometidos con el planeta” Maurici Badía, fundador de Hannun


Adrián Fernández / Madrid 

La pandemia ha transformado nuestra percepción del hogar. Ahora, al pasar mucho más tiempo en él, muchas personas han decidido darles una nueva imagen a los espacios de sus casas y apostar por nuevos diseños y formas. Para ayudarles en ese proceso de cambio está Hannun, una empresa fundada en 2018 en Barcelona que diseña, fabrica y distribuye muebles de madera realizados por artesanos de forma manual.

Hannun ha decidido transformar el modelo de producción basado en el fast furniture (muebles baratos con baja calidad), y apostar por un modelo mucho más sostenible y respetuoso con el medio ambiente y la sociedad. “Trabajando de forma artesanal conseguimos que cada pieza de Hannun sea única. Además, reducimos la desigualdad laboral y logramos un planeta más sano y justo” explica Maurici Badia, fundador de la compañía. Asimismo, cuentan con el sello FSC (ForestStewardship Council), PEFC (Sistema de certificación forestal) o la Certificación Animal Free Cruelty. Incluso, hace poco han obtenido el certificado B Corp, que se le otorga a compañías que están construyendo una economía más inclusiva y sostenible para todas las personas y el planeta.

En la actualidad cuentan con más de 40 talleres y emplean a más de 200 artesanos. Además, entre los objetivos para este 2022, está el de convertirse en un referente en el sector del mueble. Desde Hannun reflejamos en cada una de nuestras acciones y decisiones la sociedad a la que aspiramos ser: un mundo más justo, ético e igualitario” apunta Maurici. 

¿Qué es Hannun?, ¿cómo surge? 

Hannun es sinónimo de artesanía y de economía sostenible e inclusiva para las personas y el planeta. Nos hemos convertido en la primera empresa española B Corp® del sector del mueble en España, pero nos ha costado mucho llegar hasta aquí. El proyecto surge en el año 2017 casi por casualidad, me habían despedido de mi anterior trabajo y no sabía muy bien qué camino seguir y comencé a vender por Wallapop muebles que hacía yo mismo a mano, a modo de pasatiempo. La respuesta de la gente fue tan positiva, que pronto descubrí que acababa de dar con la tecla de algo muy grande. La marca fue creciendo gracias al impulso de las redes sociales, en el camino me topé con Joan Álvarez, mi socio, y junto al resto del equipo fuimos tejiendo una red de artesanos locales por toda España, que a día de hoy son el auténtico alma de Hannun.

Desde entonces, los casi 80 empleados trabajamos cada día para construir una sociedad más justa con productos hechos a mano por artesanos locales con materiales naturales, sin tóxicos, que pueden reutilizarse en un futuro.

¿Por qué decidisteis apostar por muebles de madera realizados por artesanos de forma manual? 

Nuestro compromiso es trabajar cada día y en cada detalle para generar un impacto positivo, creemos que hay “otra forma” de hacer las cosas. La artesanía tradicional es excluida del sistema económico mundial al no producir en masa en grandes fábricas, y eso nos parece muy injusto, queremos volver a poner en valor su trabajo. De esta forma, reavivamos la economía local, colaborando únicamente con talleres de artesanos y artesanas de Europa, ofreciéndoles acuerdos justos y beneficiosos. 

Ya contamos con más de 40 talleres que emplean a más de 200 artesanos y artesanas. Empleando a personas de todo tipo y condición, con discapacidad y en riesgo de exclusión, algo de lo que nos sentimos especialmente orgullosos. Trabajando de forma artesanal conseguimos que cada pieza de Hannun sea única. Además, reducimos la desigualdad laboral y logramos un planeta más sano y justo. Desde Hannun reflejamos en cada una de nuestras acciones y decisiones la sociedad a la que aspiramos ser: un mundo más justo, ético e igualitario. 

¿Creéis que el cliente está cada día más comprometido con el planeta? Y con la llegada de la pandemia, ¿el consumidor valora más el entorno donde vive? 

Sabemos que en el marco de una tendencia global, los consumidores se sienten más comprometidos con el planeta. Son personas empoderadas que conocen el impacto que tienen sus hábitos y consumos en relación con el medio ambiente y la sostenibilidad. Sí, estamos convencidos que se ha producido un cambio en los hábitos de consumo y que no es una moda pasajera. 

La llegada de la pandemia ha hecho que aumenten nuestros vínculos emocionales con los espacios que habitamos. Ahora somos más conscientes de que quizás tengamos que pasar varios días sin salir de nuestra casa, por lo que queremos que esta sea lo más sana y acogedora posible.

El hogar es el lugar donde más tiempo pasamos últimamente ¿Cómo de importante creéis que es el diseño de nuestra casa para nuestra salud?

Las personas construimos y diseñamos nuestros hogares en base a nuestras necesidades, pero, en cierta manera, estos hogares también nos “construyen” y moldean a nosotros. En tiempos de confinamientos cobran más relevancia que nunca. 

La vista que tienes desde tu ventana puede repercutir en tu nivel de estrés o en tu capacidad de concentración. Los espacios interiores también afectan a nuestra vida diaria de muchas formas y a menudo lo pasamos por alto o no tenemos suficiente en cuenta. Desde Hannun creemos que “traer” la naturaleza al hogar es altamente positivo para la salud. 

¿Cuál es el perfil de vuestro cliente?

No hay un perfil específico, nos llegan pedidos de personas de todas las edades y que habitan en diferentes entornos, desde grandes ciudades a pequeños pueblos, pero que tienen en común el respeto al medio ambiente y un interés por un consumo más responsable.

¿Qué creéis que es lo que os diferencia respecto a vuestra competencia?

En Hannun no solo estamos enfocados en las ventas, sino que cada día nos esforzamos por fomentar el cambio positivo a través de nuestro negocio, con campañas de concienciación medioambiental o dando voz a esos artesanos locales con talleres pequeños que estaban siendo ignorados.

Nuestra misión es dar respuesta a los problemas medioambientales ocasionados por la industria del mueble y la decoración a través de productos artesanales, sostenibles y duraderos. 

¿Cómo habéis afrontado la crisis de la COVID-19?, ¿qué lecciones os ha dado? 

Desde el principio, apostamos por mantener a todo el equipo y la estrategia nos funcionó. Marzo de 2020 fue durísimo, ya que la demanda cayó un 80%, pero en abril comenzamos a remontar y en mayo ya multiplicamos por siete las ventas del año anterior. La gente fue tomando conciencia poco a poco de que necesitaba transformar su entorno para sentirse mejor.

Humildemente, hemos tenido suerte. Hemos aprendido, sobre todo, que hay que seguir trabajando por aquello que creemos, apostando por hogares sostenibles en los materiales y generando empleo local. 

¿Cómo afrontáis el 2022?, ¿qué retos tenéis por delante? 

Las decisiones tomadas durante el 2021 están dando sus frutos y con ellos nos situamos muy fuertes a la puertas de un 2022 que esperamos sea brillante en todos los sentidos. Con toda nuestra estrategia para el próximo año y ejecutada por el mejor equipo que uno podría desear, incorporando siempre talento de primer nivel y auténticas guerreras de la marca, estamos listos para convertirnos en la marca número uno del mercado haciendo posible la transición sostenible en nuestros hogares y empresas a todos los niveles mediante la mayor oferta de productos sostenibles. 


En la foto de portada: Maurici Badia, fundador (izquierda) y Joan Álvarez,  co-fundador y CEO (derecha). 
banner4_contacto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.