#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Nueva línea de créditos ICO para las empresas afectadas por la guerra en Ucrania 


Todas aquellas empresas o autónomos que se vean afectados por la guerra entre Rusia y Ucrania podrán acogerse a una nueva linea de créditos ICO. Así lo aprobó la semana pasada el Consejo de Ministros. Para importes avalados de hasta 400.000 euros, la garantía cubre hasta el 80% y el plazo de la financiación puede ser de hasta 10 años. 

Con esta nueva línea se busca reforzar la la liquidez de autónomos y empresas que se estén sufriendo las consecuencias de esta guerra como son el incremento de los precios de la energía, las materias primas o electricidad. Esta línea de avales cuenta con un importe máximo de 10.000 millones de euros. 

Primer tramo de los créditos ICO: 5.000 millones de euros 

El primer tramo aprobado será de un total de 5.000 millones de euros. Será gestionado por el Instituto de Crédito Oficial en colaboración con las Entidades Financieras y está dirigido a todas los autónomos y empresas de todos los sectores económicos afectados por los efectos económicos de la guerra de Rusia en Ucrania, con excepción del sector financiero y de seguros.

Se podrá solicitar hasta el 1 de diciembre de este mismo todos aquellos autónomos y empresas que no se encuentren en situación de morosidad ni en procedimiento concursal, ni estén sujetos a sanciones por parte de la Unión Europea, ni tengan en el momento de solicitud del aval ningún proceso de ejecución de avales gestionados por el ICO.

Para créditos de hasta 400.000 euros, la garantía cubre hasta el 80% 

En total, este aval garantizará hasta el 80% de los nuevos préstamos de operaciones solicitadas con importe máximo avalado de hasta 400.000 euros con carácter general, o 35.000 euros para empresas del sector primario, acuicultura o pesca, en una o varias operaciones de préstamo.

Para préstamos por un volumen superior el aval podrá garantizar hasta el 80% del importe del crédito para pymes y autónomos y hasta el 70% para el resto de empresas, si bien el importe total del préstamo no podrá ser mayor del 15% del volumen de negocios anual medio total del beneficiario durante los tres últimos ejercicios, o del 50% de los costes de la energía en los doce meses anteriores a la solicitud del préstamo.

Todas las empresas tendrán derecho a una carencia inicial de 12 meses y las entidades financieras deberán mantener abiertas las líneas de circulante de sus clientes hasta el 31 de diciembre de 2022. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.