#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Salario emocional, clave para retener el talento en tu pyme


La vuelta de las vacaciones provoca que muchos empleados se replanteen su continuidad en una empresa o valoren un cambio en su carrera profesional. Es más, según el informe Employer Brand Research 2022, la conciliación, el ambiente agradable o el desarrollo personal suman puntos en la elección de un puesto de trabajo.

Según este estudio y sobre una base de 163.000 encuestados, el 65 % de los encuestados se inclina por escoger una compañía en la que pueda conciliar lo laboral y lo familiar, el 62 % valora el ambiente agradable, el 60 % la seguridad laboral y el 54 % la posibilidad de desarrollarse como profesional.

El teletrabajo también es importante a la hora de conciliar la esfera personal con la familiar. De hecho, el 36% de los encuestados opinan que el teletrabajo es una condición fundamental a la hora de buscar un empleo.

Salario emocional en la batalla por el talento

Para Gerard Esparducer, director general de ERNI Consulting España, algunas de las formas más efectivas de crear un salario emocional en las empresas consisten en que haya “una preocupación genuina por cada una de las personas, por su salud física y mental, una apuesta clara por una cultura basada la agilidad y la transparencia, así como en el aprendizaje y crecimiento continuo del empleado, poniendo a su disposición mecanismos que permitan la conciliación total”.

Un salario emocional genera en los empleados unas emociones que suman

Gerard Esparducer, director general de ERNI Consulting España

“Un salario emocional genera en los empleados unas emociones que suman, tales como la alegría, el interés, la calma, la diversión, la admiración, la satisfacción o el triunfo”, indica Esparducer. De esta manera, el experto añade que “las empresas que crean entornos que fomentan estas emociones y minimizan la envidia, el aburrimiento, la ansiedad, el disgusto o el enfado, son las que pueden competir por ofrecer un salario emocional real”.

Habilidades blandas 

Desde ERNI apuntan hacia la importancia de la formación en habilidades blandas, es decir aquellas que fomentan la capacidad de escucha, la colaboración, el pensamiento crítico, la resolución de conflictos o el liderazgo de servicio con el objetivo de generar un entorno de máxima transparencia y confianza con los trabajadores. Además, añade Esparducer, “es importante poder acompañar en la medida de lo posible a los empleados en la resolución de sus problemas, dando soporte logístico”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.