#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Crowdfunding: una vía innovadora con la que recaudar la financiación necesaria para iniciar un proyecto


Marta Llaquet

Redacción/Barcelona

Co-founder y CEO de la empresa de zapatillas sostenibles Wado, Marta Llaquet trabajó durante 3 años y medio en consultoría estratégica mientras lanzaba su primera startup. En marzo de 2018, mientras cursaba el Máster de Marketing Digital en ESIC, lanzó Wado junto con sus dos socios, empresa que en su primer año ha vendido 16.000 pares de zapatillas en más de 65 países y que ha logrado ser la empresa de moda española que más dinero ha recaudado en la historia de la plataforma de crowdfundingKickstarter.  Llaquet nos avanza en esta entrevista alguna de las claves que los asistentes de Menudas Empresas podrán conocer en el  Auditorio COEM de  Madrid la mañana del 29 de mayo, en una jornada inspiradora y especialmente práctica para los asistentes.

Trabajó durante 3 años y medio en consultoría estratégica mientras lanzaba su primera startup ¿qué recuerda de aquellos inicios?

Es complicado compaginar un proyecto propio con un trabajo full time. Recuerdo esa época como de mucho estrés, trabajaba cada día de 9h a 19.30h en la consultoría y hasta las 20.30h en la start up propia. Además, en consultoría, las horas extras por la noche y los fines de semana son más frecuentes de lo deseado. Por suerte, el hecho de tener dos socios más facilita mucho la compaginación de ambos trabajos, pero aún y así no acabas de estar mentalmente centrada en ninguno de ellos.

¿Cómo nació la idea de crear la empresa de zapatillas sostenibles Wado? ¿qué valoración hace de este tiempo?

La idea inicial se inspiraba en la idea de empresas americanas y canadienses que plantaban árboles por cada venta que hacían (ninguna de zapatillas). Esa idea inicial, sin embargo, está actualmente muy lejos de la idea de negocio actual, que ha ido evolucionando, mejorando y perfeccionándose. Actualmente vamos mucho más allá del mero hecho de plantar árboles e intentamos cambiar las reglas de juego en varias fases de la cadena de valor; desde dónde y con qué condiciones producimos, hasta cómo invertimos en nuestro proyecto social y de reforestación después de la venta de la zapatilla, pasando por la búsqueda constante e implementación de materiales cada vez más sostenibles en la misma zapatilla.

 En los inicios del proyecto es vital saber mantener la motivación de todo el equipo y confiar en que será una fase pasajera

¿Qué consejos daría a aquellos que comienzan su andadura en el segmento de las startups?

El consejo que les daría sería que tengan paciencia y no caigan en la frustración, sobre todo en la fase inicial del proyecto en la que aún no se vende y simplemente se trabaja, en nuestro caso, diseñando y produciendo prototipos que muchas veces no cumplían nuestras expectativas. Nosotros, durante 8 meses, lo compaginábamos con la preparación del lanzamiento de la marca en Kickstarter. Esa fue la época más complicada ya que no veíamos ni resultados ni ventas, no sabíamos si nuestro producto, en el que estábamos invirtiendo todo nuestro tiempo y nuestros limitados recursos, encajaría o no en el mercado, y, además, el ritmo de ejecución no dependía de nosotros mismos, sino del proveedor. En esta fase es vital saber mantener la motivación de todo el equipo en el proyecto y confiar en que será una fase pasajera hasta el inicio de la comercialización del producto.

¿Cuáles son los principales hándicaps a la hora de comenzar un proyecto empresarial, y cómo logró atajarlos?

El principal hándicap es la falta de recursos propios para hacer frente al lanzamiento de la marca, y en nuestro caso, sobre todo, para la producción de las zapatillas. Además, otro hándicap es el de formar equipo; poder encontrar perfiles que quieran entrar en el proyecto en una fase tan inicial, que sean complementarios a nivel de formación y aptitudes, y lo más importante, que sean perfiles afines en carácter, personalidad y ganas de sacar adelante el proyecto.

Gracias al alcance masivo de estas plataformas de crowdfunding, el mercado objetivo del proyecto podrá ser, desde el primer día, el mundo entero

 

¿Está trabajando en nuevos proyectos? ¿cómo percibe el futuro?

Dentro de Wado trabajamos constantemente en nuevos proyectos que hagan crecer la empresa. Desde la construcción y lanzamiento del e-commerce propio, pasando por el lanzamiento de un nuevo modelo de zapatilla, así como decisiones más estratégicas como el cambio de ubicación del centro logístico que nos acerca más a nuestros mercados top ventas en el Centro y Norte de Europa, o la entrada masiva en retail. Cada mejora que hacemos internamente intentamos que sea un proyecto en sí mismo y que tenga una repercusión positiva para el devenir de la empresa. El futuro se plantea lleno de decisiones tácticas y estratégicas, pero todas ellas tienen como objetivo la propia misión de Wado: ser la empresa de referencia de zapatillas sostenibles en Europa.

¿Qué les diría a todos aquellos profesionales que estén pensando en acudir al evento Menudas Empresas?

Si acuden podrán aprender cómo el crowdfunding ha abierto una vía innovadora con la que recaudar la financiación necesaria para empezar un proyecto con un riesgo casi nulo para el emprendedor, ya que no es necesario tener ni el dinero, ni el producto producido, y, además, no diluye el control de la sociedad como sería con la entrada de un inversor privado. Además, gracias al alcance masivo de estas plataformas, el mercado objetivo del proyecto podrá ser, desde el primer día, el mundo entero.

¡Inscríbete a Menudas Empresas(29 de mayo, Madrid)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *