#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


¿Cómo consigo fidelizar a mi cliente?


man-in-blue-top-giving-box-to-man-in-gray-top-696205 (1)

Adrián Fernández / Madrid

Fidelizar a un cliente es una forma estrategia que permite aumentar las ventas y que no hay que pasar por alto. Muchas veces las empresas solo dirigen la atención a los nuevos clientes pero se dejan de lado a los que ya tienen. La fidelización permite crear una relación sólida, veraz y útil entre el consumidor y la empresa.

Cómo ya hablamos en el artículoTus valores te diferencian, ¿tiene tu marca un propósito?‘, en un entorno con clientes cada vez más exigentes y críticos, las organizaciones deben trabajar por construir un clima de confianza que no se instale en la cabeza del consumidor, sino que llegue a sus corazones.

¿Qué es la fidelización de clientes?

La fidelización de clientes persigue retener a los clientes para que apoyen una marca de forma continua. Se construye a través de una estrategia de marketing donde se ponga en el centro de las decisiones al consumidor con el objetivo de que siga comprando los productos/servicios y se convierta en un cliente habitual.

¿Qué ventajas tiene la fidelización de clientes?

El mayor beneficio de la fidelización de los clientes es que la empresa se asegura de que el consumidor vuelva a comprar el servicio/producto que ofrece. Además, esa confianza generada, permitirá crear consumidores promotores de la marca que darán a conocerla a sus contactos cercanos. Por otro lado, al fidelizar a un cliente, la frecuencia de compra de un producto/servicio aumentará y, por tanto, crecerán las ventas.

5 claves para fidelizar a un cliente

Diseñar una estrategia de fidelización permite consolidar las relaciones con los clientes. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta? A continuación os dejamos 5 consejos para convertir a un consumidor en un amigo de nuestra marca:

  1. Descubrir quién es exactamente el cliente: Es fundamental que en el proceso de fidelización de clientes conozcas a tus actuales clientes y entiendas cuáles son sus necesidades y sus inquietudes. Para ello, puedes por ejemplo, hacer encuestas de satisfacción sobre tu producto, leer y analizar los comentarios que publican sobre tus productos o realizar estudios sobre sus gustos y necesidades.
  2. Personalizar la atención: Los clientes ya no buscan comprar productos, sino experiencias emocionales. Diferénciate de la competencia y sorprende al consumidor con pequeños detalles. Puedes felicitarle por su cumpleaños u obsequiarle con algún producto gratis en sus compras. Recuerda, un cliente contento permite conseguir más clientes.
  3. Crear planes de fidelización: Los planes de fidelización permiten crear una relación sólida entre el cliente y la empresa. Para iniciar un plan de fidelización, crear un programa de descuentos de compra a través de una tarjeta física o un programa de puntos que permita recompensas posteriores, puede ser una buena opción. 
  4. La importancia del mundo online: En un mundo cada día más digital, no olvides instalar tu empresa en internet. Puedes, en la página web de la empresa por ejemplo, permitir registrar a tu cliente para enviarle newsletter periódicos o usar las redes sociales para conseguir atraer clientes.
  5. Mantener el contacto con tu cliente: La fluidez en la comunicación permite monitorizar las experiencias de los clientes y detectar posibles problemas con tu empresa. Crear contenido de valor con noticias relevantes para tus consumidores o enviar un email, cada cierto tiempo, sobre las novedades de tu empresa son dos buenas maneras de mantener el contacto con tu público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *