#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Lucas Gispert, cofundador de Good News: “España es un país conocedor por su espíritu emprendedor” 


Adrián Fernández / Madrid 

Los quioscos tradicionales se reinventan. Ello es debido a la transformación digital que viven tras una crisis de la lectura de la prensa en papel sin precedentes. Para paliar esta situación, muchos de estos establecimientos han apostado por nuevos modelos de negocios para llegar al cliente. 

Eso es lo que hicieron cinco jóvenes emprendedores que, en mitad de la pandemia, adquirieron un quiosco de prensa y lo transformaron en un punto de encuentro que fuese un ‘altavoz del buen rollo’ y conexión entre todas las generaciones del barrio. Y eso hicieron. Así es como nacía Good News.  

Una iniciativa que triunfó y que, tal y como explica Lucas Gispert, cofundador de la compañía, tuvo una gran acogida: “En muy poco tiempo, el quiosco de prensa se convirtió en un punto de encuentro de muchas generaciones del barrio. Se formaban corrillos delante del quiosco, y mientras los clientes disfrutaban de nuestro café, comentaban las buenas noticias que nos habían compartido”. 

Como objetivo primordial para este año, la marca está decidida a seguir con su proceso de expansión y apostar por nuevas ciudades más allá de las grandes urbes españolas. Por ejemplo, recientemente han abierto su primer espacio en París, ubicado junto a las Galerías Lafayette del distrito 9 y en ella se pueden encontrar, al igual que en los demás espacios GoodNews, distintas variedades de café de especialidad o productos de alimentación sostenible. Además de una amplia variedad de revistas, libros y periódicos de tirada nacional e internacional.

¿Cómo estáis revolucionando los quioscos de prensa tradicional? 

Al final la revolución la crean las personas que forman parte y se encuentran en nuestros locales. Claramente nuestro público, a pesar de ser dispar entre sí, tienen algo en común: les preocupa poder salvar nuestro planeta, quieren estar informados de realidades como que existen fracturas sociales en los que muchas personas están siendo explotadas, y por último, son amantes del buen café y toda la atmosfera que se crea alrededor del él. Hemos conseguido dar una segunda vida a un espacio que estaba anclado en el pasado y que prácticamente cualquier menor de 30 años no pisaba. Lo hacemos de muchas formas, con unos espacios de diseño, un café con impacto social y una oferta de productos locales de marcas emergentes que hablan nuestro mismo idioma y el de nuestros consumidores. 

¿Cuál es la historia de Good News? 

Durante la pandemia, los fundadores de la compañía, Jan, Lucas, Fernando, Ignacio y Alejandro, tuvimos la oportunidad de adquirir el quiosco de prensa al que acudíamos durante la cuarentena. A pesar de no haber conocido la gestión de un quiosco, vimos en la compra del quiosco de prensa de su barrio una oportunidad para volver a convertir los quioscos de prensa en altavoces de buen rollo y puntos de conexión entre todas las generaciones del barrio. 

Surgís en plena pandemia, ¿por qué?, ¿cómo es la acogida?

En ese momento, todas las cabeceras de los medios de prensa anunciaban los efectos devastadores provocados por el Covid – 19. Las malas noticias dominaban los desayunos, las comidas y las cenas. Por ello, decidimos impulsar una iniciativa que convirtiese el quiosco de nuestro barrio de Barcelona en un generador de buen rollo y buenas noticias.

Para conseguirlo, adquirimos el quiosco, transformamos su diseño para hacerlo más atractivo para todas las generaciones del barrio, y empezamos a regalar cafés, periódicos y revistas a cambio de una buena noticia. 

La iniciativa tuvo una enorme acogida. En muy poco tiempo, el quiosco de prensa se convirtió en un punto de encuentro de muchas generaciones del barrio. Se formaban corrillos delante del quiosco, y mientras los clientes disfrutaban de nuestro café, comentaban las buenas noticias que nos habían compartido. 

Se generó una especie de efecto viral en el barrio, y en apenas un mes empezamos a recibir muchas peticiones de ciudadanos de distintos barrios de Barcelona que nos pedían que por favor transformáramos el quiosco de su barrio. 

Incluso nos llegaron a contactar Ayuntamientos de distintas ciudades de España ofreciéndonos sus quioscos de prensa.

¿Qué lecciones os ha traído la pandemia? 

La fragilidad de las cosas. Esto se puede extrapolar tanto a nivel más personal como a nivel laboral. De un momento a otro las cosas pueden girarse, torcerse e incluso desaparecer. Por lo que es importante cultivar la cultura del ser precavido, de fortalecer los mercados y reconocer profesiones, como es en el caso de nuestro país, como son la hostelería y el turismo que son nuestro ADN y lo que hace que seamos, entre muchas otras cosas, uno de los países más atractivos del mundo. Dar valor a lo que tenemos, a nuestras fortalezas. 

¿Es fácil emprender en nuestro país?

A pesar de que la vida de las startups está por debajo de la media europea, España es un país conocedor por su espíritu emprendedor. Grandes empresas, convertidas en unicornios han salido de nuestro país, por lo que tenemos el ejemplo de grandes talentos que pueden ilustrarnos y ser un referente para nosotros. 

¿Tras esta crisis crees que se abre un camino de oportunidad en el mundo del emprendimiento? 

Siempre se ha dicho que detrás de una crisis hay una oportunidad. Claramente, después de la crisis del Covid-19, se ha observado un incremento en lo que emprender un negocio se refiere. Incluso también observamos que muchas personas han decidido modificar su forma de trabajar, convirtiéndose, por ejemplo, en un/a digital nomad. Claramente se abre una oportunidad de emprendimiento, pero más que eso, se abre una oportunidad de poder elegir a nivel laboral, mucho más que hace dos años. 

¿Qué acciones sostenibles habéis puesto en marcha? 

La RSC es una parte fundamental de GoodNews, y más teniendo en cuenta que esta Start Up nace como una iniciativa social. Queremos que GoodNews sea una empresa de impacto social positivo y de impacto neto. Hay dos objetivos concretos de nuestra RSC:

El primero, convertir a GoodNews en la primera empresa de café que erradique la esclavitud y explotación infantil de las plantaciones de café. Y es que, al poco tiempo de inaugurar el primer GoodNews, nos dimos cuenta de algo que desconocíamos totalmente. Existen numerosos casos de esclavitud y explotación infantil en plantaciones de café que proveen a las principales marcas de café del mundo. Es un problema que tiene muy poca visibilidad, pero que sucede muy asiduamente. Una de las acciones que recientemente hicimos fue sentarnos delante de los locales de las grandes distribuidoras de café para poderles explicar esta situación y poder abordar una solución conjunta. 

El segundo, está directamente relacionado con el medio ambiente. Hemos creado un nuevo modelo de suscripción de café y máquina de café que permite a todo el mundo, por un precio muy inferior al que mensualmente se gasta en café de cápsulas, tener un café ético, responsable con el planeta y, sobre todo, de gran calidad. Y es que, en pleno s. XXI, no es posible que se siga consumiendo el café en cápsulas. Las cápsulas son un atentado contra el planeta. Cada cápsula tarda una media de 500 años en descomponerse. Con la suscripción de GoodNews, puedes tener cada mes 1KG de café en grano en casa y una máquina de café superautomatica de café por una cuota de suscripción muy inferior a lo que se gasta de media un español al mes en café de cápsulas. 

Por otro lado, ya estamos aplicando distintas iniciativas medioambientales que buscan que el 100% del packaging de GoodNews sea 100% reciclable. Es algo complicado de conseguir en un corto plazo, ya que muchos proveedores no pueden asumir los costes de esta tipología de packaging. Pero nosotros estamos dispuestos a pagar un sobreprecio al proveedor si se compromete a utilizar packaging 100% reciclado o reciclable. Esperamos alcanzar este objetivo en el año 2025. 

Por último, y en línea con nuestro compromiso social, nos hemos puesto el objetivo de que en el año 2025, más del 80% de los productos de GoodNews tengan un compromiso social responsable. 

Actualmente contáis con tres verticales de negocio, ¿cuáles son? 

La primera, centrada en el retail, que consiste en abrir quioscos y locales en las principales ciudades de Europa. Una segunda vertical se centra en su canal de e-commerce, desde donde se puede adquirir el café de GoodNews, GoodCoffee, y suscribirse a su servicio de cafés y máquinas de café donde prácticamente regalamos una máquina superautomática y promovemos consumir en casa un café no hecho con cápsulas, que contaminan y destrozan nuestro planeta. La tercera vertical, también basada en su oferta y suscripción de café y máquinas de café, es el servicio B2B para pymes y empresas.

¿Hacia dónde se dirige vuestra marca? 

Nuestra marca se dirige a, como hemos comentado anteriormente, darle una nueva vida al quiosco de prensa tradicional y mucho más. Queremos el el Starbucks de las nuevas generaciones.  Poder expandir esta vibra que hemos generado entorno a nuestros locales, en los que la cultura, el buen rollo y el café tienen una importancia crucial. Pero de forma legítima y sostenible, queremos que nuestro consumidor pueda gozar de todas las ventajas de tomar café con el valor añadido de que está contribuyendo a que el mundo sea un lugar mejor. Queremos ir replicando esta idea, que ya está presente en varios locales de Barcelona, Madrid y, recientemente, en París; a distintos lugares del mundo. Nuestra siguiente para: el nordeste de Europa. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.