#MenudasEmpresas
#MenudasEmpresas


Pisamonas: una experiencia omnicanalidad inspiradora


Enrique Bretos PIsamonas

Redacción/Barcelona

Enrique Bretos es CEO y cofundador de Pisamonas, marca de zapatos para niños que en muy poco tiempo se ha convertido en todo un referente en el sector. Bretos, que nos acompañará como ponente en la próxima edición de Menudas Empresas (29 de mayo, Madrid), nos narra en esta entrevista cómo están logrando abordar un plan de expansión, mediante el cual acabará 2019 con más de 30 tiendas físicas.

Ingeniero aeronáutico con 14 años de experiencia en aviación y turismo, ¿cómo da el salto al sector del calzado?

Hacía tiempo que teníamos ganas de lanzarnos a emprender, porque es algo que hemos vivido en casa, y al final resultó ser el mundo del calzado infantil donde decidimos probar suerte. Tenemos 3 niños pequeños y como clientes de moda y calzado infantil veíamos recorrido para hacer las cosas de otra manera.

 ¿Cómo nace la iniciativa de Pisamonas?

El proyecto nace de una inquietud como clientes, era demasiado difícil encontrar zapatos para niños de buena calidad, bonitos, a buen precio y puestos en casa, marcas que te hicieran la vida fácil, que suficientes preocupaciones tenemos ya los padres. No queríamos tener que elegir entre calzado bueno o a buen precio, y pensábamos que con el volumen al que puedes llegar por internet se podría trabajar con márgenes y precios más bajos sin renunciar a calidad y servicio.

Se ve la tendencia en muchas empresas online dedicando esfuerzos a tener presencia física también. Para nosotros ha sido un paso natural y estamos disfrutando mucho la experiencia.

 ¿Qué valoración hace de este recorrido? ¿Dónde situaría sus retos futuros?

Estamos viviendo una experiencia increíble, aprendemos cada día, disfrutamos con los zapatos que hacemos, con nuestros clientes, con el equipo… Pisamonas es una marca que engancha, estamos muy contentos de ver dónde hemos llegado y nuestra idea es seguir la misma línea, abriendo tiendas y mercados para hacer llegar más lejos el calzado tan artesanal y de buena calidad que se hace en España, con una larga tradición y diseños clásicos traídos a la moda actual como en menorquinas, merceditas, mocasines o alpargatas.

 Su startup se ha convertido en solo 5 años en una de las mayores marcas españolas de calzado infantil, ¿cuáles son los ejes de este crecimiento exponencial?

Afortunadamente nuestra propuesta de calzado infantil online de calidad, hecho en España, a buen precio y con una experiencia de servicio excepcional, con envíos y devoluciones gratis a domicilio, y amplia atención al cliente, cogió muy buena tracción, y nuestro crecimiento como zapatería infantil online ahora se ha visto completado también con una red de tiendas físicas que nos hace estar aún más cerca de nuestros clientes, y seguir creciendo.

 ¿Cuáles fueron sus principales retos iniciales y cómo lograron atajarlos?

Al principio siempre hay una curva de aprendizaje, y más en nuestro caso que no veníamos del sector, pero quizá eso fue a la vez una ventaja y una desventaja. La parte buena es que nos permitió hacer las cosas de otra manera, llevados por la intuición y el objetivo que queríamos para nuestros propios niños como clientes, y la no tan buena es que tuvimos mucho que aprender. Para eso lo que hicimos fue hacer muchos kilómetros, recorrimos un montón de talleres y fábricas a lo largo y ancho de España para aprender y decidir dónde fabricar los zapatos que teníamos en mente.

¿Qué consejos daría a todos aquellos profesionales que estén pensando en lanzar su propio proyecto empresarial?

Que sigan su intuición y pongan en contexto todo lo que les digan. A nosotros por ejemplo todos nos decían que estábamos locos, que los zapatos de niño nunca se venderían bien por internet.

 Actualmente se encuentra abordando un plan de expansión en canal físico, del online al offline, ¿cómo se han planteado este enfoque de omnicanalidad?

Creemos que es, no ya el futuro, sino el presente. Se ve la tendencia en muchas empresas online dedicando esfuerzos a tener presencia física también. Porque al final todos compramos cosas online y otras en tienda, incluso de la misma marca, depende del momento y de cada caso. Para nosotros fue el siguiente paso natural y estamos disfrutando mucho la experiencia.

 ¿Qué les diría a todos aquellos profesionales que se estén planteando acudir al evento Menudas Empresas?

Que vengan y pregunten, escuchen, nunca sabes dónde oirás ese consejo que te cambie la perspectiva, o dónde encontrarás un posible socio o compañeros de viaje para hacer realidad tu sueño.

¡Inscríbete a Menudas Empresas(29 de mayo, Madrid)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *